Innovaciones ecológicas

Ciudades compactas con alta densidad

adresin.net
Posted by admin

La ciudad compacta de alta densidad se promociona como el modelo de vida sostenible. Los planificadores visualizan ciudades más pequeñas y de alta densidad que reducirán la expansión espacial de las ciudades; crear lugares donde las personas puedan vivir más cerca del trabajo, depender menos de modos de transporte dañinos para el medio ambiente y reducir la huella de carbono colectiva.

Este último modelo de planificación surgió como una crítica al enfoque superfluo de la planificación urbana adoptado por los defensores del Movimiento Ciudad Jardín; Incluir el rápido desarrollo resultó en la expansión urbana que provocó una mayor dependencia del automóvil y un daño ambiental irreparable. Los defensores de las ciudades compactas, como Jane Jacobs, han argumentado durante mucho tiempo que las configuraciones compactas y de alta densidad proporcionan la masa crítica de personas capaces de respaldar negocios, mejores infraestructuras y comunidades más vibrantes.

El modelo de Ciudad Compacta promete resolver muchos, si no todos, estos problemas e incluso mejorar nuestra calidad de vida en la ciudad. Es un modelo relativamente realista en términos de expansión poblacional y está fuertemente anclado en la economía de la aglomeración. Funciona sobre la base de que cuanto mayor es la densidad de población confinada en un espacio pequeño, menor es el presupuesto para la infraestructura de transporte (transporte público, estacionamiento, carreteras, etc.). Su proximidad también hace que sea fácil ofrecer una infraestructura eficiente de residuos, agua y electricidad. Además, la proximidad permitirá que tanto las empresas como los residentes aprovechen mejor los beneficios de la aglomeración al ahorrar en costos de transporte y tiempo mientras se benefician de los mejores servicios. Estos enormes ahorros se utilizarán para actualizar las instalaciones y mejorar la calidad de vida.

En comparación con los modelos de planificación anteriores, el modelo de ciudad compacta no intenta intencionalmente limitar la población de un área en particular, es un desarrollo de alta densidad por defecto. Tampoco persiste en definir y separar áreas de actividad. La disponibilidad limitada de tierra requiere un enfoque mixto con una combinación de instalaciones comerciales, residenciales, institucionales y recreativas. La zonificación, si todavía está en su lugar, puede que ya no sea plana.

Sin embargo, teniendo en cuenta esa reducción de la tierra y la continua migración de la población de las zonas rurales a las urbanas, se espera que la densidad de edificios y personas en el corazón de la ciudad se duplique más o menos en las próximas décadas. . ¿Cómo afrontan nuestros planificadores esta afluencia repentina? ¿Están nuestras ciudades preparadas para el modelo de Ciudad Compacta?

Como ciudadanos preocupados, a menos que este modelo esté probado, tenemos derecho a cuestionar las promesas anteriores. Ciudades en crecimiento como Mumbai, Delhi, Yakarta y Brasilia están lidiando actualmente con la afluencia de población actual mientras enfrentan hacinamiento, falta de servicios básicos e infraestructura, niveles crecientes de criminalidad que conducen a inseguridad y viviendas inadecuadas, todo lo cual se agrava aún más. por restos de procedimientos administrativos, disturbios políticos y sociales y, lo más importante, la incapacidad de predecir de manera realista su situación futura. Sin embargo, también debemos reconocer que estas ciudades no estaban preparadas y ahora están experimentando dificultades para adaptarse a ese tipo de densidad.

La Ciudad Compacta se presenta como un modelo resistente que es capaz de adaptarse a fluctuaciones económicas y demográficas repentinas. Para prepararse para cambios tan drásticos, las ciudades en crecimiento necesitan una planificación realista. Ser realista en el pronóstico de la población es un elemento clave para el éxito de la planificación. La falta de una visión clara y la capacidad de prever y planificar un crecimiento realista ha obstaculizado la adaptabilidad de estas ciudades. Se necesitan números realistas para ayudar a establecer prioridades y evitar un desarrollo desarticulado de la carga general.

Leave A Comment