Aire

¿Cómo afecta el clima a la afinación de su violín o violín?

adresin.net
Posted by admin

Los instrumentos de cuerda son muy sensibles al calor y al frío extremos y a las variaciones de humedad. El mayor problema al que se enfrentan los violines en invierno son los cogollos, que se encogen en invierno a medida que baja la humedad. Cuando se encogen, se liberan de la caja. Mucha gente cree que la aplicación de «peg dope» resuelve este problema. Sin embargo, la aplicación de este material puede exacerbar el problema porque es un lubricante y, por lo tanto, puede causar aún más deslizamiento.

Una posible solución podría ser asegurarse de que las cuerdas estén correctamente envueltas en la caja. Comience insertando el cable en los orificios correspondientes y comience a envolverlos uniformemente hacia la pared de la caja que está del mismo lado que la cabeza del pasador. Tener las cuerdas envueltas contra el borde de la caja evitará que se resbale. Tenga cuidado de no enrollar el cable tan cerca de la pared que no pueda girar el pasador o dañará el cable.

En verano, en cambio, los arenques absorben la humedad y se hinchan. Por ejemplo, ya no pueden girar con suavidad o pueden atascarse por completo. Nunca intente forzarlos cuando estén atascados, ya que es fácil romper la cabeza. Intente bajar la humedad manteniendo el instrumento en el aire acondicionado o colocando un desecante (desecante) en su maleta. Si no puede aflojar el pasador atascado, lleve el instrumento a la tienda de violines.

Trate de mantener su instrumento en un ambiente que sea razonablemente constante en temperatura y humedad durante todo el año. Si constantemente tiene problemas con el deslizamiento, haga que los revise su fabricante de violines local para ver si encajan correctamente o si necesitan nuevos orificios para las cuerdas.

Leave A Comment